X
Uso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias.
Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.
Acupuntura

ACUPUNTURA

La Acupuntura es una técnica de curación desarrollada hace miles de años dentro de la Medicina Tradicional China. Restaura y mantiene la salud por medio de la inserción de finas agujas desechables en Puntos muy específicos del cuerpo que se encuentran debajo de la piel. Estos Puntos conectan los Canales de Energía y los órganos internos, formando un complejo entramado.

No sólo es una poderosa ayuda para aliviar el dolor, sino que es muy efectiva para tratar una amplia variedad de enfermedades. En cuadros agudos, el tratamiento con Acupuntura produce un rápido efecto, aunque las enfermedades tratadas más habitualmente son crónicas (las cuales han sido tratadas durante años sin éxito por la medicina occidental), por lo que requieren ciclos más amplios de tratamiento. Puede combinarse con los medicamentos occidentales y/o con intervenciones quirúrgicas.

Actualmente, se continúan realizando investigaciones científicas sobre los modos de actuación de la Acupuntura en el organismo humano, con el fin de conseguir su integración en la medicina occidental como una técnica terapéutica más.

En diciembre de 1979, la Organización Mundial de la Salud publicó la siguiente lista de enfermedades que pueden tratarse con alto grado de éxito por la Acupuntura :
  • Enfermedades Respiratorias: Sinusitis aguda, rinitis aguda, catarro común, amigdalitis aguda, bronquitis aguda, asma bronquial.
  • Enfermedades Gastrointestinales: Espasmo esofágico, hipo, gastroptosis (estómago caído), gastritis aguda y crónica, hiperacidez gástrica, úlcera duodenal crónica, colitis aguda y crónica, disentería bacteriana aguda, estreñimiento, diarrea, íleo paralítico, colon irritable.
  • Enfermedades Neurológicas: Cefalea, migraña, neuralgia del Trigémino, parálisis facial (estadio temprano), neuropatía periférica, secuelas de Accidente Vascular Cerebral, síndrome de Meniere, vejiga neurógena, enuresis nocturna, neuralgia intercostal, dolor del miembro fantasma.
  • Enfermedades de los Ojos: Conjuntivitis aguda, retinitis central, miopía (en los niños), ojos secos, cataratas (sin complicaciones).
  • Enfermedades de la Boca: Dolor de muelas, dolor después de una extracción dental, gingivitis, faringitis aguda y crónica.
  • Enfermedades Músculo-esqueléticas: Periartritis escápulo-humeral, neuralgia cervicobraquial, dolor de hombro, epicondilitis (codo de tenista), ciática, lumbalgia, artritis reumatoide, artrosis, osteoartritis.
  • Desórdenes Psicosomáticos: Insomnio, fatiga, estrés.
  • Enfermedades ginecológicas y obstétricas: dismenorreas, síndrome menopáusico, menstruaciones irregulares, hiperémesis gravídica, dolores menstruales.
  • Enfermedades de la Piel: Eccema, psoriasis, herpes Zoster.
Además, no se debe obviar la gran capacidad de la Acupuntura para elevar el tono y la energía vital, el sistema inmunitario y el estado de salud en general, siendo pues un factor muy importante en la prevención y mantenimiento de la salud.

Como complemento o alternativa a la Acupuntura, se puede utilizar la AURICULOTERAPIA, milenaria técnica reflexológica que se realiza en los pabellones auriculares mediante la colocación de semillas, bolitas magnéticas o agujas en puntos reflejos que activan reacciones energéticas encadenadas y con funciones específicas para la mejora del funcionamiento del organismo en el curso de patologías.

Suplemento ocasional a la Acupuntura, y de antigüedad similar a o mayor a ella, la MOXIBUSTIÓN consiste en el calentamiento de los Puntos de Acupuntura por medio de la combustión de hierbas. Habitualmente, se utiliza la artemisa (sola o mezclada con otras hierbas), en forma de puro, conitos o polvo.